La lucha de los trabajadores se intensifica en todo el mundo

Posted by SOCIALISMO REVOLUCIONARIO on 2:23

¡Saludos del Comite por una Internacional de Trabajadores – CIT a los trabajadores, jovenes y oprimidos!

Karl Debbaut, CIT, Londres, 28 de Abril, 2006

Traducción por Patricio Guzmán, Chile, 2 de Mayo 2006

¡El CIT envía saludos socialistas y revolucionarios en este Primero de Mayo de 2006, a todos los trabajadores, jovenes y pueblos oprimidos del mundo!

Este Primero de Mayo verá tomar parte en las manifestaciones a centenares de miles de trabajadores y jovenes de EE.UU., la mayoría de origen inmigrante, como parte de una huelga general contra la ley propuesta para impulsar medidas drásticas contra la inmigración. Es difícil imaginar una conmemoración más adecuada de los eventos de Chicago en 1886, cuando los trabajadores fueron baleados, mientras tomaban parte en manifestaciones para ganar la jornada laboral de 8 horas. Los asesinatos de Chicago causaron indignación entre los trabajadores de todo el mundo. El movimiento obrero provclamó el Primero de Mayo como día internacional de la lucha y solidaridad de los trabajadores.

Como celebración de la lucha y solidaridad de la clase trabajadora, el Primero de Mayo de 2006, será notable. La reemergencia de la lucha de la clase trabajadora, a nivel internacional es imposible de ignorar. No son los noventa, que fueron marcados por el reflujo de las lucha de la clase trabajadora, bajo la presión de la ofensiva ideológica de los apologistas del capitalismo. Este es el 2006 y Europa está viviendo las secuelas de la victoria de los trabajadores franceses contra el contrato "CPE"; la mayor huelga de funcionarios públicos en Gran Bretaña desde 1926, y una huelga general en Grecia. En América Latina continúa el levantamiento popular contra las políticas neoliberales. La población indígena en Ecuador paralizó el país en protesta contra el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. En Bolivia, Evo Morales, el primer presidente con orígen indígena, fue electo sobre el trasfondo de un movimiento popular que exige la nacionalización de los recursos de gas del país. Asia fue conmovida por una huelga general de los trabajadores de India contra las privatizaciones, y por movimientos populares en Filipinas y Tailandia contra la corrupción. En las últimas semanas, el mundo fue testigo de la maravillosa huelga general de 18 días de las masas trabajadoras y pobres de Nepal contra la brutal dictadura del Rey Gyanendra: Una huelga general y movimiento de protesta que tiene muchos de los rasgos de una situación revolucionaria.

Esas luchas de la clase trabajadora a nivel internacional, y en particular las manifestaciones y huelgas en Estados Unidos, conectan con el real significado del día internacional de los trabajadores.Echaran a un lado los discursos polvorientos de los representantes de la burocracia de los sindicatos y la socialdemócracia quienes, en algunos paises, celebran el Primero de Mayo con algunas pocas alusiones a la lucha de los trabajadores y el socialismo. Pero los trabajadores y jovenes marchando en los EE.UU., la más poderosa nación imperialista, ilustran la creciente oposición de masas contra el neoliberalismo y las políticas del capitalismo.

El 10 de abril, hubo manifestaciones en más de 120 ciudades de los EE.UU., en las que participaron más de dos millones de personas. Cerca de un millón protestaron en las semanas anteriores en Los Angeles. Cientos de miles marcharon tanto en Chicago como en Dallas. Estas manifestaciones a lo ancho de EE.UU. involucraron a decenas de miles de inmigrantes, especialmente latinos, y muy mayoritariamente de clase trabajadora. Ellos llamaron a una huelga general el Primero de Mayo, una nueva cima en la protesta contra las leyes promovidas por los republicanos que buscan criminalizar a los latinos y la comunidad inmigrante. Esos sectores de la clase trabajadora de Estados Unidos están entre los más explotados y oprimidos. Son ellos los que, bastante literalmente, mantienen la sociedad funcionando, trabajando como limpiadores, porteros, recolectores de desechos o profesores por sueldos bajos. Muchos no pueden encontrar empleos regulares y mantienen dos o tres trabjados para alimentar a sus familias. Se encuentran, junto con la mayoría de las familias de trabajadores de EE.UU., en el último limite del sueño americano. Sin dinero, explotados y agarrandose de ese trabajo que los mantiene apenas fuera de la pobreza extrema y la falata de vivienda.

Así como ñas consecuencias del huracan Katrina abrieron los ojos del mundo a las profundas divisiones de clase y la sejohnación racial en los EE.UU., el movimiento de masas contra las leyes de inmigración, recordaran al mundo, hasta un cierto punto, el poder potencial de la clase trabajadora norteamericana.

La administraci´n de Bush, y el Partido republicano, fueron severamente zamarreados por las protestas masivas que se desarrollaron en California, y en otros estados del sur, sobre esta cuestión. El apoyo a Bush esta disminuyendo. En los últimos sondeos su aprobación personal cayó a 32%.

La pesadilla de Irak

Las masas en el Medio Oriete están sufriendo el tercer y más sangriento año de ocupacióndirigida por los imperialismos de EE.UU. y Gran Bretaña en Irak. En promedio, la muerte de 36 civiles cada día tiene lugar en Irak. De acuerdo con las cifras entregadas por "Iraq Body Count", más de 35.000 civiles fueron muertos desde que comenzó la ocupación (el periódico médico "The Lancet" basado en Gran Bretaña puso la cifra en 100.000) La realidad probablemente es incluso peor. Ya que desde el atentado en el santuario de Samara, y la avalancha de violencia sectaria que lo siguió, ha sido casi imposible seguir la cuenta de cuerpos.

La pesadilla de la fuerzas de ocupación dirigidas por EE.UU. ha dejado a parte de la clase dirigente norteamericana desmoralizada, exasperada y horrorizada. Generales retirados de EE.UU. se alinearon para criticar la preparación de la invasión de la administración de Bush y su manejo de la guerra. El embajador de EE.UU. en Bagdad, Zalmay Khalilzad, dijo que la invasión de Irak, "abrió la caja de pandora del conflicto sectario". De acuerdo con reportes de la prensa, más de un millón de iraquies abandobaron el país dese que comenzó la invasión. Para la mayoría de la clase trabajadora y pobres iraquies, abandonar Irak no es una opción. Las terribles condiciones económicas de Irak, una combinación de la destrucción provocada por la guerra y por las políticas neliberales agresivas instaladas por los primeros virreyes norteamericanos, han desangrado al país hasta dejarlo seco y dejó a la población en la indigencia.

La reemergencia de la lucha de la clase trabajadora

Desde el levantamiento revolucionario y la huelga de 18 días en Nepal, a la brillante victoria conseguida por los trabajadores franceses rechazando la ley "CPE", todas las señales es que internacionalmente la clase trabajadora está reclamando su voz y se está moviendo decididamente en defensa de sus intereses de clase y contra la ofensiva de los patrones.

En Alemania, recientemente, los empleados públicos en tres estados fueron a la huelga por más de 8 semanas, ¡mientras los doctores estuvieron en huelga por más de 4 semanas! En Francia, un inmenzo movimiento de jovenes y trabajadores, con mitines y manifestaciones que convocaron más de tres millones, ¡obligaron al gobierno a una gran retirada!

Estos movimientos son alimentados por la situación cada vez más desesperada en que se encuentra la clase trabajadora, incluída la clase trabajadora europea. La avalancha de ataques neoliberales provocaron una declinación de la calidad de vida en todo el continente. En Francia, el desempleo total se mantiene en 9.6%, y el desempleo juvenil es de 23%. A pesar de ello, las 40 empresas francesas más importantes aumentaron sus beneficios en 50% comparado con 2004. El mismo cuadro emerge en todo el mundo. Mientras la ofensiva neoliberal contra la clase trabajadora y la juventud continúa, las compañias más importantes consiguen brnrficios masivos. Por ejemplo, Tesco, la cadena de supermercados basada en Gran Bretaña, informó utilidades de 2.2 billones de libras el año pasado.

El Socialismo como una necesidad

El gobierno de EE.UU. gastó $151.1 billones en la guerra en Irak, una suma enorme para lograr el control sobre el petroleo del país. De acuerdo con informes de ONGes, una inversión de $ 151.1 billones con el propósito de satisfacer las necesidades basicas de los más pobres del mundo , reduciría el hambre mundial a la mitad, y pagaría las medicinas del SIDA, vacunación infantil, agua potable y necesidades sanitarias, para el mundo en desarrollo, duranye más de dos años. Esta es una condena desvastadora del capitalismo.

Aún así, todavía hay gente en el movimiento de trabajadores que cree posible "reformar" el capitalismo, hacerlo más "ético". Esta gente que normalmente se encuentra en las oficinas de felta de las direcciones sindicales, o en los vestíbulos de los parlamentos nacionales, se aferran a ilusiones y ponen sus carreras personales sobre los intereses de la clase trabajadora. Tratan a los trabajadores con desprecio.No tienen idea o voluntad para usar el inmenso potencial de los trabajadores y la juventud para cambiar la sociedad.

La naturaleza traicionera de esta aproximación quedó de manifiesto durante las movilizaciones masivas recientes en Francia. Los dirigentes sindicalistas dijeron que ellos no podían llamar a una huelga general, menos organizarla, porque tendría consecuencias "insurreccionales". Esta es una débil excusa detrás de la cual los dirigentes sindicales ocultaron su falta de alternativa política.

Además, la expersión política partidaria de estos timidos lideres sindicales se encuentra en los partidos comunista y socialista franceses (PCF y PSF). La política de los lideres del movimiento de trabajadores dirige un sector de los trabajadores a votar por la oposición PS y PCF, partidos que cuando estuvieron en el poder la última vez, ¡consiguieron privatizar más que el actual gobierno conservador!

El Comite por una Internacional de Trabajadores (CIT) está comprometido en una lucha internacional para romper con el capitalismo y comenzar a construir una sociedad socialista. Luchamos por una sociedad en donde la riqueza creada por millones de trabajadores, en todo el mundo, este bajo el control y gestión democrático de la clase trabajadora y la juventud. Una sociedad en la cual podamos, de una vez por todas, romper la espiral de indigencia y pobreza, poner fin a la guerra y conflicto imperialista, y construir una comunidad internacional de genuina cooperación socialista. Una federación socialista de países, que usen los niveles historicamente sin precedentes de fuerzas productivas para desarrollar una economía mundial sustentable para el bienestar de millones de personas no de los millonarios.